Paradojas de la vida

por el 09/06/15 at 11:17 pm

Lo siento, pero no puedo obviar esta interrogante que me acosa: ¿Será el senador junior por el estado de la Florida, Marco Rubio, un agente de los organismos de la seguridad cubana?
Me explico: cuando escucho o leo las agresivas declaraciones de este político estadounidense de origen cubano en contra de cualquier relajamiento de las medidas que conforman el embargo decretado por Estados Unidos contra el pueblo cubano desde hace más de cincuenta años, sólo hace recordarme a los desfasados dinosaurios que aún quedan en el establishment del gobierno de Cuba, que han logrado convertir al vecino del Norte en el más eficiente “bogeyman” para ahuyentar cualquier aspiración de cambio político o social en la Mayor de las Antillas.
Rubio, con su encendida verborrea ultraconservadora, por supuesto que se ha granjeado el apoyo irrestricto de los no menos jurásicos simpatizantes del derechista Tea Party, y su férrea oposición a la eliminación del bloqueo, en lugar de ir en ayuda y sostén de los cubanos de Cuba, lo único que consigue es, por un lado engrosar los bolsillos de quienes viven y lucran de ese distanciamiento y, por el otro, ofrecerle la justificación perfecta a los que no quieren abrir allá ni el más mínimo resquicio a las transformaciones que la Isla, y su gente, tanto necesitan.
No obstante, Marco Rubio se vende -y lo compran- como uno de los interesados en el bienestar del pueblo cubano. Paradoja.
Pero de ésas está llena esta vida. También me hartan los que se atiborran la boca de palabras como democracia y ética, y en la práctica son los mayores dictadores y corruptos que una puede encontrarse por ahí. Paradoja…
Y qué me dicen de esas ardientes feministas –de las cuales conozco unas cuantas-, cuyo discurso acerca del género, su perspectiva, y su lenguaje, les abre puertas, páginas y espacios, y que con frecuencia resultan los seres menos solidarios con sus congéneres femeninas. Son incluso peores que muchos hombres. Algunas de ellas, colocadas en puestos de dirección, son las primeras en poner limitantes de edad, apariencia, y a veces hasta de raza, para la contratación de otras mujeres. Paradoja…
No puedo olvidar –ni aunque lo quiera-, a esos devotos y devotas de la religión católica y otras denominaciones cristianas: acérrimos antiabortistas y defensores a ultranza de la familia y sus valores, que con frecuencia han gastado más dinero en interrupciones de embarazo para hijas o amantes que lo que han donado como diezmo en el templo del Señor. Paradoja…
Claro, que tampoco podían faltar aquellos que se manifiestan abiertamente homofóbicos. No resisten a los gays. No soportan a las lesbianas. Se van del cine o cambian el canal si en la película que están viendo aparece una escena de amor homosexual, y por supuesto proclaman su heterosexualidad a los cuatro vientos, criticando y burlándose todo lo que se aleje de lo “recto”.
Sin embargo, en cuanto tienen una oportunidad, cazan las invitaciones para las recepciones de la Embajada de Estados Unidos en Santo Domingo, aun –o más- ahora que el jefe de esa legación es un luchador incansable por los derechos delos gays. Lo siguen a donde va, para que los vea; aplauden sus declaraciones, si él está cerca, y hasta se atreven a escribirle, a él o a su esposo, comentarios “simpáticos” en sus páginas de Facebook. Paradojas, Paradojas…

2 Responses to “Paradojas de la vida”

  1. Héctor Miñano Ocaña

    Jun 24th, 2015

    Muy Buenas,
    Con motivo de un avance profesional Y personal estamos barajando, tenemos a bien dirigirnos a Vds. en aras a propulsar como articulista una NOVEDOSA COLUMNA en su periódico, se nos ocurre, de Asistencia Jurídica resolviendo inquietudes PRÁCTICAS de l@s Dominican@s, aprovechando nuestra multipartita longeva condición público-privada en nuestro país de Origen, España, de Funcionario de Carrera, Abogado, Administrador de Fincas y de ferviente apasionado por el Derecho, las Relaciones Públicas y el Aprendizaje.
    La mejor forma por el momento de localizarnos es por e-mail:
    “bestlife10@yahoo.es”
    Sin más, en la confianza de una pronta Y estrecha colaboración, deseamos tanto brindarles nuestro más atento de los saludos como felicitarle por su atrevido, divertido, respetuoso, productivo Y elegante estilo literario.
    Siempre Afectuosamente,
    Héctor Miñano Ocaña

  2. Michelle Encarnacion

    Ago 6th, 2015

    Hola! Me gustaría poder contactarla directamente,
    Podría facilitarme su email?

    Gracias

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud